Card Sorting : Abierto vs cerrado

Tarjetas - Tipo de Card Sorting

Foto de Kelly Sikkema en Unsplash

El card sorting es una técnica fundamental en el diseño de la experiencia de usuario, que ayuda a entender cómo los usuarios categorizan la información de manera intuitiva. Existen principalmente dos formatos de card sorting: abierto y cerrado. La elección entre uno y otro formato depende en gran medida del objetivo específico de la sesión y del nivel de flexibilidad que se desea ofrecer a los participantes.

Card sorting abierto

En el formato de card sorting abierto, los participantes juegan un papel activo y creativo en la organización del contenido. Se les proporcionan tarjetas, cada una de las cuales lleva impresa información o conceptos, y se les solicita que las agrupen según les parezca más coherente y lógico. Este proceso implica, además de  la agrupación de las tarjetas, la asignación de un nombre o etiqueta a cada grupo formado, lo cual es esencial porque ofrece una ventana directa a la terminología y las categorías que son intuitivas para los usuarios.

Esta modalidad de card sorting es excepcionalmente valiosa en varias circunstancias. Primero, es particularmente beneficiosa durante las etapas tempranas del desarrollo de un producto, donde aún existe flexibilidad para moldear la estructura del contenido basándose en la perspectiva directa de los usuarios. Al permitir que los usuarios establezcan sus propias categorías, el equipo de diseño puede captar ideas innovadoras y percepciones no filtradas que podrían pasar desapercibidas en formatos más estructurados.

Además, el card sorting abierto es ideal cuando se busca innovar o repensar completamente cómo se debe presentar y organizar la información. Al no limitar a los participantes con categorías predefinidas, se fomenta una exploración más profunda y creativa de posibles formas de estructurar la información. Esto puede llevar a descubrimientos significativos sobre cómo diferentes tipos de usuarios perciben las relaciones entre los contenidos, proporcionando una base sólida para diseños que realmente conectarán con el público objetivo.

Por ejemplo, en un proyecto para rediseñar un sitio web educativo, permitir que los educadores y los estudiantes agrupen y etiqueten los recursos educativos podría revelar diferencias fundamentales en cómo cada grupo busca y utiliza la información, lo cual podría influir en la creación de una interfaz que atienda eficazmente las necesidades de ambos tipos de usuarios.

Card sorting cerrado

El card sorting cerrado es una técnica estructurada donde se presentan a los participantes categorías ya definidas, a las cuales deben asignar un conjunto de tarjetas que contienen información o conceptos. Este enfoque es especialmente útil para situaciones en las que el equipo de diseño ya ha desarrollado una estructura preliminar del contenido y busca validar esta estructura con los usuarios finales para asegurarse de que se alinea con sus expectativas y su lógica interna.

En este formato, los participantes se enfocan menos en la creación y más en la evaluación, lo que permite al equipo de diseño obtener feedback específico sobre las categorías propuestas. Esto es particularmente valioso cuando se han realizado suposiciones iniciales sobre cómo los usuarios podrían organizar la información. Al poner estas suposiciones a prueba, el equipo puede confirmar si son acertadas o  necesitan ajustes para mejorar la experiencia del usuario.

El card sorting cerrado también ayuda a refinar las decisiones de diseño que ya están en marcha. Por ejemplo, si un sitio web está siendo rediseñado y el equipo de diseño ha propuesto una nueva navegación basada en su comprensión del usuario y datos analíticos, el card sorting cerrado puede ser una herramienta decisiva para validar esta nueva estructura antes de implementarla. Los usuarios pueden revelar si las categorías son comprensibles y si la agrupación de elementos dentro de esas categorías tiene sentido para ellos, lo que puede prevenir errores costosos en el desarrollo.

Además, este método asegura que la organización final del contenido sea lógica para el equipo de diseño e  intuitiva para los usuarios. Esto es vital para la usabilidad de un producto, ya que una estructura de contenido que refleja la manera en que los usuarios piensan y buscan información puede mejorar significativamente la facilidad de uso y la satisfacción del usuario.

Consideraciones para la elección del formato

Para optimizar la elección entre card sorting abierto y cerrado, es fundamental considerar no solo los aspectos inmediatos del proyecto sino también las condiciones más amplias y estratégicas que rodean su desarrollo. Esta decisión debe tomar en cuenta factores adicionales como la disponibilidad de recursos, las limitaciones de tiempo, y la diversidad del público objetivo. Cada formato tiene sus propias fortalezas y se adapta mejor a diferentes situaciones y necesidades.

Recursos y tiempo disponibles

El card sorting abierto puede requerir más tiempo para el análisis debido a la variedad de respuestas generadas, lo cual es ideal si el proyecto puede permitirse exploraciones más profundas y un tiempo de análisis extendido. Por otro lado, el card sorting cerrado, al ser más directo y estar más estructurado, puede ser más adecuado para situaciones donde los recursos o el tiempo son limitados.

Diversidad del público objetivo

Si el público objetivo del producto es excepcionalmente diverso, con variadas formas de entender o categorizar información, el card sorting abierto puede ofrecer mejores insights al permitir que los usuarios expresen sus perspectivas sin restricciones. En contraste, el card sorting cerrado puede ser efectivo en situaciones donde el público objetivo comparte un entendimiento común o cuando el proyecto busca estandarizar la organización de la información a través de distintos grupos de usuarios.

Combinación de métodos

Combinar ambos métodos en diferentes fases del proyecto puede proporcionar una riqueza de datos que un solo método por sí solo podría no lograr. Por ejemplo, comenzar con card sorting abierto podría ayudar a identificar categorías emergentes y percepciones no previstas, mientras que una sesión posterior de card sorting cerrado podría centrarse en validar estas categorías y afinar detalles.

Evaluación continua

Considerar sesiones iterativas de card sorting a lo largo del proyecto permite ajustar continuamente la arquitectura de la información basada en cómo evolucionan las necesidades y comportamientos de los usuarios. Esto es especialmente útil en proyectos de largo plazo o en aquellos que enfrentan cambios rápidos en las expectativas de los usuarios o en la tecnología.

Reflexiones finales

El card sorting, tanto en sus modalidades abierta como cerrada, es una herramienta esencial en el diseño de la experiencia de usuario (UX), ofreciendo métodos valiosos para captar cómo los usuarios conceptualizan y estructuran la información. A través de la implementación de card sorting abierto, los diseñadores pueden explorar nuevas perspectivas y obtener una comprensión profunda de las intuiciones naturales de los usuarios, lo cual es esencial en las etapas iniciales de desarrollo del producto. Por otro lado, el card sorting cerrado permite validar y refinar estructuras de contenido predefinidas, asegurando que las decisiones de diseño estén alineadas con las expectativas y la lógica de los usuarios.

La elección entre card sorting abierto y cerrado depende en gran medida de los objetivos específicos del proyecto y de la etapa en la que este se encuentre.

Sé la primera persona en dejar un comentario.

¿Tienes alguna pregunta o respuesta?