5 formas de mejorar la accesibilidad web

Mejorar la accesibilidad en tu web es una excelente manera de asegurarte de que tu espacio digital sea bienvenido y accesible para todos.

Cartel indicativo de local accesible - Accesibilidad web

Foto de Daniel Ali en Unsplash

Hablemos de algo fundamental que a veces pasamos por alto: la accesibilidad web.  Sí, se trata de hacer que tu sitio web sea accesible y fácil de usar para todos, y con todos me refiero a incluir también a personas con algún tipo de discapacidad. Esto abarca a quienes tienen dificultades visuales, auditivas, cognitivas o motrices.

Pero, ¿por qué debería importarte esto? Imagina que cada persona que visita tu página pueda navegarla sin problemas, sin importar sus limitaciones. Aparte de ser lo correcto desde un punto de vista ético; en muchos lugares, es también un requisito legal. Además, diseñar pensando en la accesibilidad puede mejorar la experiencia de todos tus usuarios, no solo de aquellos con discapacidades específicas.

Incluir texto alternativo en imágenes

Una de las formas más sencillas y efectivas de mejorar la accesibilidad de tu sitio web es usando texto alternativo en todas las imágenes. Esto es especialmente importante para usuarios que dependen de lectores de pantalla para navegar por Internet. El texto alternativo describe lo que hay en la imagen, permitiendo a estas personas entender de qué trata sin necesidad de verla.

Pero, ¿cómo se hace bien? Aquí van algunos consejos: el texto alternativo debe ser claro y conciso. Describe lo que muestra la imagen de forma simple. Por ejemplo, si tienes una foto de un perro en un parque, un buen texto alternativo podría ser «Un perro marrón jugando con una pelota en el parque». Evita descripciones largas o complicadas, y tampoco necesitas decir «imagen de» o «foto de», ya que los lectores de pantalla ya informan al usuario que se trata de una imagen.

Además, no dejes el texto alternativo de lado solo porque la imagen sea puramente decorativa. En esos casos, puedes usar un texto alternativo vacío (alt=»») para que los lectores de pantalla lo ignoren, pero nunca lo dejes sin llenar. Esto asegura que cada elemento en tu página sea intencional y accesible.

Aplicando estos pequeños cambios  estás ayudando a quienes no pueden ver las imágenes y optimizando tu sitio para motores de búsqueda, que valoran las prácticas de accesibilidad web. Así que es un ganar-ganar, ¿verdad?

Mejorar la accesibilidad web usando colores de alto contraste

Cuando se trata de leer en línea, no hay nada más frustrante que luchar para distinguir el texto del fondo. Por eso es importante elegir colores de alto contraste para tu sitio web. Un buen contraste ayuda a todos, especialmente a personas con problemas de visión como el daltonismo o la baja visión, a leer con más facilidad y comodidad.

¿Cómo puedes asegurarte de que tus colores son los adecuados? Hay herramientas en línea que te pueden ayudar a verificar el contraste entre el color de tu texto y el fondo. Por ejemplo, puedes usar herramientas como Contrast Finder. Solo necesitas ingresar los códigos de color de tu texto y fondo, y la herramienta te dirá si el contraste es suficiente según las directrices de accesibilidad web.

Un consejo práctico es evitar combinaciones de colores problemáticas, como verde y rojo, que son particularmente difíciles de distinguir para quienes tienen daltonismo. En cambio, opta por altos contrastes como negro sobre blanco, azul sobre amarillo, o blanco sobre azul oscuro.

Implementar un diseño con colores de alto contraste es una cuestión de accesibilidad que puede hacer que tu sitio se vea más limpio y profesional. Y recuerda, si es fácil de leer, es más probable que tus visitantes se queden más tiempo.

Estructurar el contenido de forma lógica

Una web bien organizada es una web amigable para tus visitantes en general y especialmente para aquellos que usan tecnología de asistencia como lectores de pantalla. Una estructura lógica ayuda a todos a encontrar lo que buscan de manera rápida y sencilla, y aquí te digo cómo hacerlo.

Primero, utiliza encabezados claros y descriptivos para separar secciones de contenido. Los encabezados deben seguir un orden jerárquico coherente (H1 para el título principal, seguido de H2 para subsecciones, H3 para sub-subsecciones, y así sucesivamente). Esto ayuda a los lectores de pantalla a interpretar la estructura de tu contenido, permitiendo a los usuarios saltar de una sección a otra sin perderse.

También es útil emplear listas, ya sean numeradas o con viñetas, para desglosar la información en puntos fácilmente digeribles. Si estás explicando pasos, una lista numerada es ideal, mientras que para destacar varios aspectos de un concepto, las listas con viñetas son perfectas.

No olvides los enlaces internos y externos; asegúrate de que los textos de los enlaces describan claramente a dónde llevarán al usuario. Evita frases vagas como «haz clic aquí» y opta por descripciones más informativas, como «más información sobre accesibilidad web».

Por último, considera la inclusión de un mapa del sitio y opciones de búsqueda accesibles para ayudar a los usuarios a navegar por tu página de manera intuitiva. Facilitar la navegación mejora la accesibilidad y enriquece la experiencia general del usuario en tu sitio.

Proporcionar atajos de teclado

Los atajos de teclado son una herramienta fantástica para mejorar la accesibilidad de tu sitio web. Permiten a los usuarios navegar rápidamente por tu página sin necesidad de utilizar un ratón, lo cual es esencial para personas con limitaciones motoras o visuales.

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo implementar atajos de teclado efectivos en tu sitio:

  1. Consistencia: Mantén los atajos de teclado consistentes a través de todas las páginas de tu sitio. Esto reduce la curva de aprendizaje y mejora la experiencia del usuario.
  2. Intuitivos: Elige combinaciones de teclas que sean fáciles de recordar y que tengan sentido lógico. Por ejemplo, usar ‘P’ para imprimir o ‘S’ para guardar puede ser más intuitivo que combinaciones aleatorias.
  3. Personalizables: Si es posible, permite que los usuarios personalicen sus propios atajos de teclado. Esto puede ayudar a aquellos con necesidades específicas a crear una experiencia de navegación que mejor se adapte a sus capacidades.
  4. Evitar conflictos: Asegúrate de que tus atajos de teclado no interfieran con los atajos estándar del navegador o del sistema operativo. También es importante evitar conflictos con atajos utilizados por tecnologías de asistencia.
  5. Documentación clara: Proporciona una sección fácilmente accesible en tu sitio web donde los usuarios puedan encontrar información sobre todos los atajos de teclado disponibles. Esto es especialmente útil para nuevos visitantes o aquellos que dependen mucho de esta funcionalidad.

Probar el sitio web con usuarios con discapacidades

Una de las mejores maneras de asegurarte de que tu sitio web es verdaderamente accesible es probándolo directamente con personas que tienen discapacidades. Estas pruebas revelan problemas que quizás los desarrolladores no hayan previsto y también proporcionan insights valiosos sobre cómo los usuarios reales interactúan con tu sitio.

Aquí te dejo algunos consejos para realizar pruebas de accesibilidad efectivas:

  1. Diversidad en los participantes: Intenta incluir una amplia gama de discapacidades, incluyendo visuales, auditivas, motrices y cognitivas. Cada tipo de discapacidad puede enfrentar desafíos únicos que necesitan ser abordados.
  2. Métodos de prueba variados: Utiliza tanto pruebas automatizadas como evaluaciones manuales. Las herramientas automatizadas pueden ayudarte a identificar problemas técnicos rápidamente, pero las pruebas manuales ofrecen un entendimiento profundo del contexto humano.
  3. Iteración y seguimiento: Las pruebas deben ser un proceso continuo, no un evento único. A medida que actualizas y expandes tu sitio, asegúrate de repetir las pruebas para mantener y mejorar la accesibilidad.
  4. Incorpora el feedback: Es importante, además de realizar las pruebas,  actuar basándote en el feedback. Ajusta el diseño y la funcionalidad de tu sitio según las necesidades reales de tus usuarios.
  5. Capacitación y conciencia: Educa a tu equipo sobre la importancia de la accesibilidad. Asegúrate de que todos, desde diseñadores hasta desarrolladores y gerentes de contenido, comprendan las mejores prácticas de accesibilidad.

Al probar tu sitio web con usuarios que tienen discapacidades aparte de cumplir con las normativas legales,  también demuestras un compromiso auténtico con la inclusión y la accesibilidad. Este enfoque empático mejora la calidad de vida de muchos usuarios y refuerza la imagen positiva de tu marca.

Reflexiones finales

Mejorar la accesibilidad web no es solo un acto de cumplimiento normativo; es un compromiso con la inclusión y la equidad que beneficia a todos. Al implementar los cambios que hemos discutido—desde incluir texto alternativo en las imágenes hasta probar tu sitio con usuarios reales—estarás abriendo tu espacio digital a un público mucho más amplio. No subestimes el impacto que un sitio web accesible puede tener, tanto para las personas con discapacidades, como para todos los usuarios. Esto se traduce en más visitas, una mejor experiencia de usuario y, en última instancia, una mayor fidelidad hacia tu marca.

Sé la primera persona en dejar un comentario.

¿Tienes alguna pregunta o respuesta?